Regístrate | Iniciar Sesión | Estas aquí > Inicio
29

Félix Bautista hace un recuento histórico sobre el surgimiento de los principios constitucionales en el país, a propósito de 169 años de Independencia Nacional.

Se refiere al “Manifiesto de los pueblos del Este de la Isla Española o de Santo Domingo, sobre las causas de su separación de la República Haitiana” redactado por Tomás Bobadilla y Briones.

Indica que este documento se enarboló como Ley Sustantiva de la República hasta la promulgación de la primigenia Constitución de San Cristóbal del 6 de noviembre de 1844.

Señala que la influencia del Manifiesto en la Carta Fundamental, se expresa en una resolución de la Junta Central Gubernativa, del 29 de agosto de 1844, que declaraba lo siguiente: “Es el acta que emanó de los pueblos, que ellos acogieron y sancionaron con una aprobación tácita y expresa, y que fue el norte que siguieron con entusiasmo en la defensa de sus derechos y en las gloriosas acciones que harán eterna la memoria de la República Dominicana, y cuyo Manifiesto determina la voluntad, mantienen en el círculo que en ella han trazado la conservación de la ley fundamental y los derechos del pueblo, y por consiguiente es sagrado e inviolable como el instrumento de la conservación de la sociedad”.

Dice que en estos documentos constitutivos, lo primero que se declara es el carácter esencialmente civil, republicano, popular, representativo, electivo y responsable del gobierno de la nación. Y que de igual forma, se declaran los derechos fundamentales que se recogen de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, del año 1789.

“Y justamente, en el marco de esas declaratorias, se plantean derechos de participación ciudadana que se perdieron en la evolución de la historia constitucional, y que han sido fortalecidos por la Constitución del año 2010: la denuncia por actos de funcionarios y el derecho de petición ante la administración pública”, indica. Indica que no fue sino hasta el año de 1963, luego del ajusticiamiento del dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, que recobra el país una semblanza de estabilidad democrática y se hace con un gobierno y una Constitución que aún hoy día se tiene como uno de los estadios más florecientes y significativos en el camino democrático de la sociedad dominicana.

“Con su gobierno efímero, el profesor Juan Bosch demostró al pueblo lo que él mismo había predicado cuando dijo: “El poder es una fuerza creadora si se usa a favor del pueblo; es una fuerza destructora y nefasta si se usa contra el pueblo”.

Por su parte, la Constitución de 1963 rescató y amplió el reconocimiento del derecho de petición, al tenor de su artículo 83: “Se reconoce a los ciudadanos y personas morales el derecho a dirigir peticiones a los Poderes Públicos para solicitar medidas de interés público o particular. Los poderes públicos tienen la obligación de responder a dichas peticiones por medio de sus titulares o representantes, en un término razonable que no deberá ser mayor de treinta días”.

Pero además, se configuró en esta Constitución, un esbozo de lo que luego sería el derecho de acceso a la información pública, estableciendo en su artículo 75 que “Todas las personas tienen acceso a los registros de detenidos y presos.”

Pero en materia de derechos y mecanismos de participación directa de la población, es la Constitución del año 2010 la que posee el más amplio catálogo . La sola lectura del artículo 22 es prueba de ello: “Son derechos de ciudadanas y ciudadanos elegir y ser elegidos para los cargos que establece la presente Constitución; decidir sobre los asuntos que se les propongan mediante referendo; ejercer el derecho de iniciativa popular, legislativa y municipal, en las condiciones fijadas por esta Constitución y las leyes; formular peticiones a los poderes públicos para solicitar medidas de interés público y obtener respuesta de las autoridades en el término establecido por las leyes que se dicten al respecto; denunciar las faltas cometidas por los funcionarios públicos en el desempeño de su cargo”.

Pide celebrar con patriotismo los 169 años de nuestra historia constitucional, de soberanía, de fortalecimiento institucional, de construcción de ciudadanía, y sigamos trabajando hacia el perfeccionamiento de los principios y valores de los idearios de la patria.

Fuente: Listín Diario

Actions: E-mail | Comentarios (0) |